KOEDO - KAWAGOE

Imagen

Atracciones de Kawagoe

Del periodo Edo a nuestros días. ¿Por qué no viajar atrás en el tiempo?

Kawagoe, un lugar clave al norte de Edo (antiguo nombre de la ciudad de Tokio), creció como una ciudad castillo del clan Kawagoe. Comunicada con Edo a través del río Shingashigawa y la Kawagoe Kaido Road, las personas y las mercancías iban y venían continuamente y toda la ciudad bullía de entusiasmo. Estas profundas relaciones financieras y culturales que unían a Kawagoe con Edo dieron pie a que se la conociese por el entrañable nombre de Koedo, que significa “la pequeña Edo”. Incluso durante el periodo Meiji, fue la primera ciudad mercantil de la prefectura de Saitama, floreció como centro logístico de cereales y era conocida por su producción de tejidos como el tozan (tejido de algodón a rayas).
Se dice que “Hay muchas Tokios pequeñas en el mundo, pero Kawagoe es la única Koedo”. Sin embargo, los vestigios de Edo no es lo único que ha sobrevivido en Kawagoe. Después de la guerra, la ciudad de Saitama se convirtió en la capital de la prefectura, es decir, el crecimiento a gran escala se detuvo y las calles del periodo Edo (1600 - 1867), el periodo Meiji (1868 - 1912), el periodo Taisho (1912 - 1926) y el periodo Showa (1926 - 1989) quedaron atrás como las huellas del tiempo.
En Kawagoe, podrá ver casas de mercaderes, un reflejo de las sensaciones que despertaba el antiguo Edo, la modernización occidental con el aroma romántico de Taisho, la elegancia que pervive en las céntricas avenidas de Showa y la nueva Kawagoe repleta de grandes almacenes y estaciones. Al dar un paseo por Kawagoe, entrará en contacto con el Japón de diversas épocas y periodos.
A 30 minutos en tren desde Tokio, tendrá la oportunidad de conocer el Japón tradicional y auténtico en Kawagoe, una cara que no es posible ver en la capital.

Festival de Kawagoe

foto

En 2005, el Festival de Kawagoe, “Kawagoe Hikawa Festival Float Event” fue nombrado Bien Cultural Inmaterial Folclórico Importante. El festival nació en el año 1648, cuando el líder del clan de Kawagoe, Matsudaira Nobutsuna, ofreció diversos objetos de carácter religioso, como un santuario portátil y máscaras de león, al santuario de Hikawa. Se dice que este acto fue el inicio del festival que conocemos hoy en día.
En aquella época, obviamente no se trataba de un festival de las características que lo singularizan actualmente, pero hay constancia de la existencia de un escenario de baile en 1698 y se cree que por esos tiempos se comenzó a desarrollar como festival de la ciudad.

El Festival de Kawagoe, con una historia tan antigua, está influido en gran medida por el Festival Kanda, al que ahora se le conoce como Festival Tenka, y por el Festival Akasaka Sanno. En concreto, atraía la atención del público como el festival de carrozas de Edo, que pasó a ser el festival de los santuarios portátiles. Hoy en día, se celebra anualmente el tercer sábado y domingo del mes de octubre. Además, el “Kawagoe Festival Museum” suele tener en exposición dos carrozas del festival y, para recrear el escenario y las imágenes de la celebración, los domingos y festivos nacionales acoge dos conciertos diarios de música japonesa, en los que podrá disfrutar de la música del Festival de Kawagoe.

Barrio Kurazukuri (distrito de los antiguos almacenes)

foto

En esta foto, puede observar los detalles arquitectónicos del gran tejado Onigawara con arenado negro y su grueso alero. Los alrededores de Ichiban Gai Street, bordeada de edificios fascinantes de la arquitectura tradicional Kurazukuri, le trasladarán atrás en el tiempo.
Todas parecen iguales, pero cada casa es diferente e irradia su esencia singular como si estuviese dotada de una elegante personalidad. El inmueble más antiguo es la casa de Osawa, construida en 1792. Se diseñó para ser una importante propiedad cultural.
Durante el periodo Edo, a causa de la manera en que el jefe del clan de Kawagoe, Nobutsuna Mastudaira, dividió la ciudad, las casas estaban situadas unas frente a otras.

Los edificios eran resistentes al fuego porque el shogunato impulsó el uso de tejas en los tejados. En el periodo Edo, las ciudades con almacenes hechos a base de arcilla eran muy populares.
También en Kawagoe las casas de los mercaderes Kurazukuri se hicieron siguiendo dichas pautas, dados los fuertes lazos comerciales que la unían con la antigua ciudad de Edo (la actual Tokio). La mayoría de las viviendas Kurazukuri que vemos actualmente se construyeron después del Gran Incendio de Kawagoe. Solo quedan en pie una treintena de las casas originales.
En Tokio, a causa del Gran Terremoto de Kanto de 1923 y los destrozos de la guerra, todas las Kurazukuri han desaparecido. La “Toki no Kane” (torre del campanario) junto con otras grandes obras arquitectónicas del barrio de Ichibanmachi fueron nombradas el 1 de diciembre de 1999 Distrito de Conservación Importante para Conjuntos de Edificios Históricos de Japón.
Además, el antiguo estilo occidental del inmueble del Saitama Resona Bank fue construido en 1917. Incluso los nuevos edificios erigidos recientemente están diseñados de manera que no entren en conflicto con el área circundante y el desarrollo moderno sigue una armonía entre lo nuevo y lo antiguo.
En el “Museum of Kurazukuri”, situado en un antiguo almacén de tabaco habilitado para albergarlo, podrá observar la construcción del Kurazukuri y la disposición de cada almacén en el barrio de Ichibanmachi.

▲volver al inicio

Ilustración de Kawagoe